top of page

Síndrome del Nido Vacío


Si tus hijos han comenzado su vida como adultos, el síndrome del nido vacío es un fenómeno que te puede ocurrir y debes estar preparado para afrontarlo.

¿Qué es el síndrome del nido vacío?

Es una sensación de tristeza y soledad que experimentan muchos padres cuando sus hijos abandonan el hogar. Puede suceder en ambos padres, aunque tiende a ser más fuerte en las madres.

¿Qué produce el Nido Vacío?

Los padres desarrollan una sensación de pérdida, pues sienten que se está terminando la relación que tanto tiempo les costó edificar con sus hijos.

Quien no ha escuchado decir:

· Es que la casa nos queda grande

· Todo se siente vacío

· Nuestra mesa está vacía.

· Después de años de criarlos y dedicarme a ellos se han ido.

· Con ellos se fue también la alegría de esta casa ahora todo está en silencio.

¿Cómo se manifiesta el síndrome del nido vacío?

Cada persona afrontará esta etapa de manera diferente pero ambos padres tienden a estar de acuerdo con que la casa les queda grande y que está muy silenciosa y esto es lógico. Sin embargo, algunos sobredimensionan estos sentimientos y esta etapa transitoria normal se convierte en una etapa larga y muy triste para quienes la padecen.

Dentro de las manifestaciones más comunes están:

· Profunda tristeza y sensación de vacío.

· Cambios drásticos en el carácter.

· Ataques de pánico

· Abuso de sustancias (pastillas para dormir, ansiolíticos, alcohol, etc.).

· Deciden vivir en el pasado (añorando recuerdos para no asumir la realidad)

· Pierden el sentido de la vida.

Cómo superar esta etapa del nido vacío

Deben estar tranquilos, porque esta separación no implica el fin del vínculo afectivo entre padres e hijos.

En el libro del Génesis, él Señor nos dice que es necesaria esta separación para la creación de nuevas familias. En Genesis 2:24 dice, Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

Que podemos hacer entonces:

1.Oremos al Señor para que nos muestre como podemos continuar con nuestra vida en esta nueva etapa. (Sal 25:4)

2.Oremos por nuestros hijos.

3. Aprovechemos esta nueva etapa para reafirmar nuestra relación matrimonial. (Ecle.9:9)

4. Cambiemos de actitud, no veamos la separación como algo negativo. (Fil.4:8)

5.Tengamos confianza en cómo hemos preparado a nuestros hijos. (Prov. 22:6)

6.Mantengamos el contacto con ellos y recordémosles que nuestras puertas siempre estarán abiertas para ellos y su nueva familia.

7.Brindemos consejos cuando nuestros hijos lo soliciten.

8. Disfrute cada momento que puedan reunirse y evite hacer reproches. (Ecle. 7:14)


Finalmente recuerda en Eclesiastés 3:1-15 se nos dice que hay tiempo para todo en la vida por tanto disfruta de cada etapa con tus hijos y busca darle gloria a Dios con cada una de ellas.



Gladys Illescas

Entre Nos

Lunes a Viernes

10:00 am y 8:00 pm

32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page