Relaciones Tóxicas

Actualizado: hace 5 días


RELACIONES TÓXICAS

Podemos definir a una persona toxica, como aquella que no han madurado emocionalmente, que es muy insegura y egoísta; que por lo general tiende a desarrollar relaciones absorventes que le permitan controlar a los demás.

Las relaciones tóxicas son aquellas que nos quitan la paz y que limitan nuestra capacidad de disfrutar de otra persona. Estas se pueden desarrollar en múltiples entornos, como en la familia, el trabajo aún entre amigos.

Por lo general, es normal que ante alguna circunstancia se pueda dar desavenencias entre la familia, el trabajo o entre amigos, sin embargo cuando esto es constante y los ataques son fuertes ya podemos hablar de relaciones tóxicas

Cómo identificar a una persona tóxica.

Si la compañía de una persona nos ocasiona muchos sentimientos negativos pongámonos alerta. Evaluemos que efectos causa su presencia en nosotros: nos asusta, nos minimiza, nos ofende, nos desanima, nos limita o puede llegar incluso a anularnos.

Es común que a veces no nos sintamos cómodos con algunas persona, pero eso no implica que dichas personas sean tóxicas. Tal vez simplemente seamos personas con puntos de vista muy opuestos. Cuando una persona es tóxica, es incapaz de mantener una relación sana con nadie.

Hay varios factores que determinan si una relación o una persona es tóxica o no: 1. Son narcisistas. Sólo pueden pensar en sí mismas y en lo que quieren en ese momento. Esto es una violación directa de Filipenses 2:3-4, que nos exhorta a ser humildes y a pensar en los demás.

2. Tienden a ser personas dramáticas. Les gusta complicar situaciones que de otro modo serían sencillas ya que así mantienen la atención centrada en ellas. 3. Creen tener siempre la razón. Siempre culpan a los demás. La altivez domina a las personas tóxicas, incluso cuando tratan de ocultarla tras la autocompasión o la humillación. En Proverbios 16:18 dice: "Antes del quebrantamiento es la soberbia,Y antes de la caída la altivez de espíritu".

4. Quienes les rodean temen confrontarlas. Pueden parecer encantadores a los ojos de los demás, pero no lo son.

5. Suelen victimizarse. Les gusta aparecer como mártires e incluso crearán situaciones para que los vean como tales.

6. Mienten. Mienten mucho más fácilmente de lo que dicen la verdad. Dios no tolera a los mentirosos, En Prov. 12:22 dice Los labios mentirosos son abominación al Señor.


Cómo detectar una relación tóxica

Hay algunas señales que te pueden alertar: Evitan conversar sobre sus problemas; no maduran con el tiempo; no tienen las mismas metas; siempre están juntos (limitando así el desarrollo personal); uno es dominante en la relación; hay celos excesivos que pueden tornarse violentos e incluso buscan cambiar aspectos esenciales de su pareja.

Por tanto, toma distancia de esa persona, busca explicar tus razones y establece; si estos no son respetados finaliza esta relación lo más pronto posible


Hemos sido llamados a la paz, pero una relación tóxica destruye la paz. Cuando la relación continuamente está cargada de dramas innecesarios, cuando sientes temor por la próxima pelea, cuando no puedes creer nada de lo que esta persona dice, o cuando alguien está destruyendo tu reputación y tranquilidad, entonces es tiempo de crear distancia en la relación. Las personas complacientes son las víctimas más frecuentes de las relaciones tóxicas porque quieren agradar a la persona tóxica.

En toda situación que implique una relación tóxica, presenta el asunto a Dios en oración. "Echad toda vuestra ansiedad sobre él, porque él cuida de vosotros" (1 Pedro 5:7). Pídele constantemente al Señor que cambie el corazón de la persona causante de la toxicidad.







Gladys Illescas

Entre Nos

Lunes a Viernes

10am y 8pm


12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo