CÓMO PROTEGER TU MATRIMONIO DE LA INFIDELIDAD



Muchas personas piensan “El adulterio nunca podría suceder en mi matrimonio”. Y son justamente estas personas las que luego son víctimas o responsables de la infidelidad. Como consecuencia viven avergonzadas, decepcionadas, con sentimientos de culpa, etc.

El mundo en el que vivimos está plagado de tentaciones, de malas compañías y decisiones. Por tanto, es difícil mantenernos a salvo de todo esto. No obstante, debemos estar atentos a las instrucciones que Dios nos da y a las señales de peligro.


¿Qué puede llevar a la infidelidad matrimonial?

1. Las malas decisiones. Cada decisión que tomes hará que te dirijas hacia un matrimonio sano o hacia la infidelidad. En Santiago 4:17 dice: El pecado, pues, está en aquel que sabe hacer lo bueno, y no lo hace.

2. Una atracción mala. Cuando nos sentimos atraídos por alguien del sexo opuesto o cuando alguien muestra interés en nosotros debemos apartarnos de inmediato.

En Proverbios 5:3 dice: porque los labios de la mujer extraña destilan miel, y su paladar es más blando que el aceite.

3. Pensar en otra persona. Si no detienes esos malos pensamientos, tarde o temprano, podrías caerás. En Mateo 5:28 dice: Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.

4. Ignorar tu conciencia. Si decides hacer lo incorrecto, tu conciencia te acusa. Si escoges obedecer a Dios, tu conciencia te excusa y te sientes bien.

5. Creer mentiras. La primera mentira es creer que solamente en esa relación podrás experimentar el afecto y el amor que no recibes en tu matrimonio, esto revela egoísmo pues solo se busca la autosatisfacción.

Otra mentira es creer es que puedes engañar a tu pareja y que nadie lo sabrá. Dios lo sabrá a Él no se le puede engañar.


¿Cómo puedes protegerte de una relación adúltera?

1. Aliméntate con la palabra de Dios. 1 Pedro 2:2

2. Haz que tu relación con tu pareja sea viva y emocionante. Prov. 5:18

3. Considera las consecuencias.

4.Controla pensamientos y los deseos. 2 Tim.2:22

5. Confiesa la situación de tentación a alguien de estricta confianza y pide oración.


Nutre tu matrimonio día a día.

· Tengan una relación personal y genuina con Dios.

· Tengan una vida de oración juntos.

· Admírense mutuamente como pareja.

· Diviértanse juntos. (Eviten ir a lugares que no convienen)

· Tengan intereses comunes.

· Procuren una vida satisfactoria en pareja en todas las áreas, incluyendo la sexual.

· Mantengan una buena comunicación: Resuelvan conflictos y desilusiones; no acumulen resentimiento.

· Cuiden la privacidad del hogar.

· Seleccionemos bien a los amigos; si nos estimulan a la deslealtad, alejémonos.



Gladys Illescas

Entre Nos

Lunes a Viernes

10:00 am y 8:00 pm

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo